Cruzando Fronteras.

Hola a todos ¿Como se la han pasado en estos días llenos de colores, azules, violetas, rojos, amarillos, y por momentos negros y blancos?

Estoy de vuelta y ahora me quiero expresar de una forma mas humana y sincera con respecto a mis vivencias como artista emergente y ser humano.
Hace unas semanas atrás participe en el Festival Cruzando Fronteras 2015, que se realizo en el sur del estado de Quintana Roo, en Mahahual. Les comparto que fue un Festival lleno de talentos nacionales e internacionales en casi todas las disciplinas de arte. Fue increíble ver la convergencia entre la diversidad de artistas reunidos en un solo lugar durante una semana en las costas de Quintanarroenses.
Sin embargo, tengo muchas observaciones que tienen que ser expresadas con respecto al desarrollo del Festival, pero antes de iniciar la marea, me gustaría aclarar que realizar un Festival no es nada fácil…

 

Aquí les va…

 

La incongruencia no se puede tolerar y cuando un Festival promueve algo que no ejerce, es mentira, como la canción de Manu Chao, una imagen con doble moral que tiene en sus redes sociales una mascara completamente diferente a lo que es la realidad, es divulgar muchas caras falsas y luego mostrar otra mascara todavía mas obscura y espantosa para rematar la pelicula de terror. Por ejemplo, Cruzando Fronteras ¨promueve¨ aportar y ayudar con el reciclaje y la reducción de la contaminación, con la idea del Ecoturismo, sin embargo lo mas sorprendente fue que ni siquiera tenían basureros adecuados de reciclaje dentro de su evento, en dicho festival se recibieron fondos suficientes para invertir en un modesto equipo de contención contra toda la basura generada por la gente que atendió.

También  me sorprendió que si tuvieron presupuesto para invitar artistas ¨reconocidos¨ y pagarles todos sus gastos y excluir a otros, así mismo creando un elitismo dentro de su propia comunidad. Otra fue el mal uso de su presupuesto para invertir en un escenario extremadamente caro e innecesario para el numero de gente que atendió el festival, pero la excusa de que no había fondos para basureros de reciclaje era solo una mala excusa… eso si, la promoción de que son un pueblo ecoturista era uno de sus “Lemas”.

Otro punto que observe fue la mala organización y el mal trato hacia la gran mayoría de los artistas, aclaro que los amigos de los organizadores también artistas gozaron de mejores privilegios que otros, me imagino porque son sus amigos… la falta de tacto que tuvieron los organizadores con la gente local de Mahahual y el recibimiento hacia los artistas residentes de Quintana Roo y foráneos fue otra historia, esto fluía de una manera natural como el agua contaminada desechada en los mares y ríos de México y el mundo.

 

Ahora quiero recalcar una opinión con respecto al trato de los artistas visuales y plásticos, porque fui uno de ellos también.
El Festival solo ofrecía hospedaje para los artistas participantes. Aclaro, no a todos los participantes, muchos de ellos tuvieron que ingeniarse un plan maestro de supervivencia estilo Jean Michel Basquiat como en sus inicios, para poder cubrir con todos sus gastos y atender el evento por amor al arte. El hospedaje era como un tema místico, casi tenías que rogarles para que te asignaran un cuarto y ser interrogado al estilo mafia italiana con respecto a lo que ofrecías para su festival, y para colmo querían que todavía les donaras algo de tu obra para su colección privada, la cual esta concentrada en el Hotel Matan Ka án y no es pública para la comunidad. Y  también si vendías obra durante el Festival tenías que darles el 15% de la venta para su recaudación de fondos, cuando ellos ni siquiera apoyaron con transportación, montaje de obras, comidas, etc. Algo que se me hizo ridículo por parte de los organizadores fue esta idea de descuentos a los artistas en las comidas que aplicaban desde un 20% hasta un 40% en restaurantes que apoyaban el Festival, aclaro que los restaurantes daban un buen servicio, pero difiero con la idea de que el festival viva de la economía de sus artistas invitados. Y según me contaron las voces del océano, este festival fue el mejor de todos los demas, vientos harucanados, espero que la cuarta sea la vencida…

Otra de las cosas que me decepciono y fue una farsa y vil mentira,  fue el discurso de que no tenían suficientes fondos para recibir a los artistas… entiendo que aceptaron a mas de cien artistas de diferentes puntos del país y extranjeros, pero como dice el dicho el que  mucho abarca poco aprieta, pienso y opino que la estrategia del festival fue meramente orientada al turismo de cierto sector, y en el tema cultural difiero en su totalidad, porque la cultura quedo centrada entre los mismos participantes y los organizadores. El impacto en su comunidad fue nula, la fricción que existe entre el turismo y la comunidad de Mahahual era muy evidente, solo observando uno se daba cuenta de toda la incongruencia y lo mas grave el daño constante al medio ambiente del que todos quieren combatir haciendo festivales pero sin resultados positivos para la madre tierra, los resultados positivos solo se vieron en la economía de los hoteleros y el comercio y a todos les vale madres el medio ambiente, como el stand up de dos locos que participaron en el festival y se la pasaron agrediendo a todos por que eran ¨artistas¨.

 

¨Quiero agradecer a Mario Vargas Llosa por su libro la Cultura del espectaculo, ojala algun día la lean los organizadores¨.

 

Ahora cambiaremos la ola del huracán y hablaremos de lo positivo del Festival, hay muchas cosas que se pueden rescatar y aprovechar para el bien común. Con toda esta aglomeración de artistas que estuvieron y atendieron, la mejor idea es trabajar juntos para mejorar nuestro entorno sociocultural y no pretender estar en un Festival donde la incongruencia es la ceguera eterna, los artistas no queremos eso. Nos gusta ver el avance y la evolución humana a través de la acción y creación y aportar cultura de verdad, y nos encanta trabajar directamente con la gente de la comunidad sin juzgarlos.
Y como ultimo quiero felicitar a todos los patrocinadores y las autoridades por el apoyo y la difusion realizada que en verdad hubo para el desarrollo del festival y felicitar también a todos los participantes, artistas, voluntarios, etc. que hicieron posible este encuentro entre culturas. Y ahora si, ni que decir rompimos fronteras…

También felicitar al océano y la tierra por seguir proporcionado estos maravillosos lugares donde nosotros los humanos nos congregamos para apreciarte y respetarte y con eso me despido y animo a todos, que la restauración de la tierra apenas empieza, ojala no nos mandes un huracan para darnos un bofetada ante tanta incongruencia pachamama.

Saludos!

Temoc